Entre gritos y acusaciones se conformó la Bicameral que debe definir el futuro del DNU de Javier Milei

0

Primera reunión del año de la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo. Foto: NA - Daniel Vides.

Los K acusaron al oficialismo y a los dialoguistas de «violar» la Constitución. El bloque de Pichetto volverá a insistir con la ley espejo para reemplazar el DNU.

La reunión de conformación de la comisión bicameral de Trámite Legislativo, que debe emitir despacho sobre la legalidad del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó Javier Milei, se desarrolló en un clima tenso de gritos y acusaciones cruzadas que impidieron hasta llegar a un acuerdo sobre el reparto de las autoridades.

El oficialismo pudo imponer su número y con el apoyo de los representantes de los bloques dialoguistas logró que la presidencia de la bicameral quede en manos del senador de La Libertad Avanza (LLA) Juan Carlos Pagotto, un abogado que fue cuestionado por algunos sectores por haber defendido a acusados de delitos de lesa humanidad.

El riojano, sin embargo, cosechó 10 votos a favor que correspondieron a los senadores aliados Luis Juez y Juan Carlos Romero junto al radical Víctor Zimmermann, y el peronista disidente Carlos Espínola. Mientras que por Diputados apoyaron su nominación los libertarios Oscar Zago y Lisandro Almirón, Hernán Lombardi (PRO), Nicolás Massot (Hacemos Coalición Federal) y Francisco Monti (UCR).

No obstante, La Libertad Avanza y los dialoguistas no pudieron avanzar en la designación del vicepresidente, cargo para el cual había sido propuesto Lombardi, ni tampoco para secretario, para el que fue postulado el chaqueño Zimmermann, como parte del acuerdo entre los distintos espacios.

No quedó claro si, finalmente, no hubo consenso entre los distintos sectores o terminó por primar una recomendación de Massot que pidió que se respeten las representaciones, ya que el bloque de Unión por la Patria había quedado marginado del reparto de autoridades. Por eso, se estima que la vicepresidencia y la secretaría se completará el próximo jueves cuando la comisión se vuelva a reunir.

La reunión estuvo cruzada desde un comienzo cuando el salteño Juan Carlos Romero quiso apurar la designación de las autoridades de la comisión y la entrerriana Carolina Gaillard le puso un freno al advertir que iban a presentar dos reservas: una estaba vinculada con la distribución de los lugares, ya que el kirchnerismo pidió 4 sillas por cada Cámara y sólo le asignaron 3 por cada cuerpo. La formoseña Teresa González y los camporistas Mariano Recalde y Anabel Fernández Sagasti, por el Senado; y Vanesa Siley y Ramiro Gutiérrez, por Diputados.

La otra reserva estuvo vinculada con el vencimiento de los plazos para el tratamiento de la comisión y, por eso, insistieron con el pedido para que el DNU se discuta en el recinto. Vale aclarar que con la aprobación de una de las dos cámaras queda vigente.

Pero Gaillard, quien presidió la comisión de Juicio Político en el proceso iniciado contra la Corte Suprema, aprovechó el escenario de la bicameral y a los gritos dijo que a Unión por la Patria le estaban «robando un diputado y un senador» en la composición de la comisión. No sólo cuestionó la validez de la composición al no respetarse la representación de las cámaras sino que incluso alertó que el DNU podía ser declarado nulo.

En medio del griterío también intervino Germán Martínez, el jefe de bloque de diputados de Unión por la Patria, quien advirtió a los oficialistas que la composición es «arbitraria en el número», pero también le aviso que le iban «a agregar una más, la designación de las autoridades». «No vamos a participar de ninguna votación de autoridades de esta Bicameral de DNU, porque claramente están violando la representatividad popular de nuestros bloques», replicó, en tanto, la camportista Anabel Fernández Sagasti.

Zimmemann trató de calmar las aguas bajando su nominación a la secretaría de la comisión y ofreciendo ese lugar a los K, pero la oferta fue rechazada por Fernández Sagasti, quien respondió que el problema era de representación no de cargos.  Por eso, luego de la catarsis de los representantes de Unión por la Patria, se pasó a la votación, pero el oficialismo sólo pudo lograr la confirmación de Pagotto como titular de la bicameral.
Pero quedó tiempo para un cruce más, ya casi en el cierre senador José Mayans acusó al oficialismo y aliados de violar la Constitución por no tratar en el recinto el DNU 70/2023. Rápido de reflejos, Lomardi salió a responderle. «Si nosotros estamos violando la Constitución, ustedes son violadores seriales» por los más de 100 decretos que quedaron pendientes de la gestión de Alberto Fernández.

 

Fuente: Clarín.

Deja un comentario