La Escuela N°1 «Benjamín Zorrilla» innova con el primer museo educativo de la provincia

La directora del establecimiento, Ana Heldriegel, comentó que el flamante espacio cuenta con registros de grado desde 1889 y de la trayectoria escolar que tuvo la institución. También está el proceso la digitalización del primer periódico de la provincia que retrata los inicios del Siglo XX en el Chaco.

La directora de la Escuela de Educación Primaria (EEP) N°1 «Benjamín Zorrilla» de Resistencia, Ana Heldriegel, destacó la inauguración del primer Museo de la Educación de la provincia, que se emplazó en el establecimiento y cuenta con una rica oferta de atractivos para grandes, chicos y ex alumnos; pero también aquellos que no pasaron por la institución por el valor histórico de los bienes que hay en exhibición. Tras encabezar el lanzamiento vía Zoom, la directora relató que, al llegar al cargo en 2012, le surgió la inquietud de fundar este primer museo teniendo en cuenta que se trata de la primera escuela de la ciudad.

«Desde el día en que pisé el establecimiento estuvo en mí la idea de crear el Museo de la Educación, para lo cual, presentamos el proyecto en la Cámara de Diputados que salió sancionado con el número 7530», recordó en declaraciones a Radio Provincia. Posteriormente, se realizaron los trámites correspondientes a las refacciones que necesitaba el edificio de la escuela para contener al flamante espacio, preservando el casco histórico. Esas obras posibilitaron que, por estas horas, tanto el archivo documental como el museo se erijan en la parte del frente del edificio, para que las personas puedan acceder fácilmente.

 

El Museo de la Educación cuenta con registros de grado desde 1889, también puede verse, a través de la documentación colectada, la trayectoria escolar que tuvo la institución. «Dentro de los registros hemos podido rescatar también cartas escritas por exalumnos con pluma y también poemas de los alumnos que pasaron por estas aulas», indicó Heldriegel.

Además, la escuela fue comprando y recibiendo donaciones de mobiliario, con lo que su pudo recrear un salón antiguos, con  sus pupitres y el orificio para el tintero; entre otras curiosidades. «Al momento de ingresar, hacemos la recreación de un clase antigua, y los niños tienen la posibilidad de escribir con pluma y hacer otras actividades propias de aquella época», explicó la directora y consideró que «quizás para los que tenemos algunos años quizás esto no nos parece tan extraño pero para los chichos de hoy aquellos métodos de escritura e incluso la utilización de guardapolvos son cuestiones muy alejadas de su realidad».

Por otra parte, se iniciaron las gestiones ante el Gobierno provincial para digitalizar documentación útil para historiadores y alumnos de la carrera de historia, por ejemplo, como es el primer diario del Chaco. «Se trata de ejemplares de 1906 que dan cuenta de los grandes acontecimientos de la época, pero en las condiciones actuales es imposible manipularlos por el deterioro del papel y el tamaño de los diarios que superan a los actuales», detalló Heldriegel.

También hay a espacio para libros como el de autoría de propia directora, que fue declarado de «interés provincial», llamado «Una historia de deberías conocer» y relata los primeros momentos del territorio chaqueños, con la llegada de los exploradores y la delimitación de los terrenos para que afinquen las familias», contó. Esta información está escrita con una prosa accesible para todas las edades y respaldada por un importante material fotográfico.

 

 

 

Deja un comentario