La brillante estrategia de contratación de Elon Musk: cómo hacen Tesla y SpaceX para descubrir a los mejores talentos

Elon Musk (Samuel Corum/Bloomberg)

El empresario sostiene que las habilidades importan más que los títulos universitarios. Por eso, sus empresas atraen y retienen mentes brillantes con metodologías poco tradicionales

Lo que hace la “Prueba de las dos manos” es seleccionar a los candidatos sin los tradicionales controles de acceso, como los títulos. En su lugar, los califica a través de la experiencia de primera mano y la prueba de conocimientos prácticos. Es un método simple que fue creado para que cualquier empresa pueda utilizarlo para encontrar los mejores talentos.

1. Experiencia de primera mano

Para Musk, la experiencia es una forma de educación. Y en muchos sentidos, es la mejor educación. De hecho, un informe de la Asociación de Colegios y Universidades de Estados Unidos (AACU), citado por el columnista Kelly Main, demuestra inadvertidamente la teoría del empresario.

El estudio de la AACU afirma que tres cuartas partes de los responsables de contratación de empleados creen que la educación universitaria es esencial. Sin embargo, la razón no se basaba en un plan de estudios específico, sino en las “habilidades blandas” adquiridas que se dice que confiere la universidad. Estas mismas habilidades blandas (es decir, la creatividad, la inteligencia emocional o la capacidad de recuperación) son difíciles de evaluar en una entrevista, y cuyo desarrollo no está aislado de la universidad o de la vida estudiantil, sino de las experiencias de la vida real.

Es decir, la educación no se limita a lo que se enseña en las aulas, sino a lo que se aprende a través de experiencias de primera mano. Y por ello, se busca la experiencia de primera mano como medio para descubrir talentos con conocimientos profundos. Por ejemplo, a la hora de revisar las candidaturas, hay que tener en cuenta qué candidatos tienen la experiencia de primera mano necesaria o al menos requieren la menor cantidad de formación para tener éxito dentro del puesto.

Vista de una cápsula Dragon en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.), en una fotografía de archivo. EFE/CJ Gunther
Vista de una cápsula Dragon en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.), en una fotografía de archivo. EFE/CJ Gunther

2. Pruebas prácticas

Elon Musk tiene un historial de aplicación de procesos y estrategias de ingeniería a otras facetas de su negocio, y de su vida. Tanto es así, que es la razón por la que el multimillonario vive en una pequeña casa de 50.000 dólares.

Una entrevista de trabajo es una prueba que, en lugar de examinar realmente las capacidades de un candidato, muchas empresas se limitan a evaluar sus conocimientos. Para Musk, según Kelly Main, esto es un fallo fatal, ya que hay una gran diferencia entre memorizar y repetir como un loro la información y entender realmente cómo funciona algo.

Para poner a prueba a los candidatos de forma eficaz, hay que ofrecerles pruebas (por ejemplo, una tarea o un encargo) que se ajusten lo más posible a lo que el propio puesto de trabajo puede encontrar. Para obtener una medida precisa de la capacidad de cada uno para desempeñar eficazmente las tareas del puesto, hay que asegurarse de que el alcance de la prueba se limita a los recursos necesarios para realizar dicha prueba o tarea.

El proceso de contratación puede ser largo y cansador. Por eso, cuanto más rápido se pueda reducir los candidatos, antes se podrá entrevistar, realizar pruebas prácticas y descubrir a los mejores talentos del mundo. Según Main, preparar las empresas para el futuro no sólo significa encontrar formas extrañas y efectivas de retener al personal, sino también tener una estrategia de contratación eficaz para atraer y descubrir nuevos empleados de forma eficiente para que el negocio pueda funcionar

Deja un comentario