Hallaron en el NEA una orquídea invasora que se expande por América

Fue detectada en reservas naturales de las cuatro provincias del nordeste argentino.

Investigadores de Florida Atlantic University documentaron la expansión en el continente americano de una orquía nativa de África tropical y Madagascar: la Oeceoclades maculata. La presencia de la planta fue notificada desde el noreste de Rio Grande do Sul, Brasil (-28,5 °S) y Estancia Santa Teresa, Corrientes, Argentina (28,0 °S) en el sur continental, hasta Gainesville (29,7 °N) y Palm Coast, Florida (29,6 °N) en el norte (ver mapa de distribución).

Aunque el impacto de esta orquídea en las especies nativas del continente americano parece ser menor, detallaron en la investigación que existen esfuerzos para erradicar la en algunas áreas naturales. De acuerdo con el Sistema de Información de Biodiversidad (Sib) en Argentina la Oeceoclades maculata fue detectada en Jujuy (Parque Nacional Calilegua) y en las cuatro provincias del Nordeste: Misiones (Parque Nacional Iguazú), Corrientes (Parque Nacional Mburucuyá), Chaco (Reserva Natural Educativa Colonia Benítez) y Formosa (Parque Nacional Río Pilcomayo).

Expansión

El registro más antiguo conocido en el continente americano de Oeceoclades maculata es de Brasil y data de antes de 1790. Hasta 1962, esta planta se conocía solo de América del Sur. Desde entonces, los investigadores suponen que la especie se ha extendido hacia el norte a través de América Central hacia México y a través de las Indias Occidentales hasta Florida y las Bahamas.

Se encontró por primera vez a la orquídea en Florida en 1974, y hasta 1994 todos los registros de Florida de O. maculata estaban restringidos al condado de Miami-Dade (excepto un registro  de invernadero en Gainesville). Pero este nuevo estudio estadounidense documentó los registros de Oeceoclades maculata de 11 países sudamericanos(todos excepto Chile y Uruguay), los 7 países centroamericanos, México, 22 grupos de islas de las Indias Occidentales y Florida. También documentaron registros de 31 condados en la península de Florida.

El estudio fue realizado por Sarah K. Wetterer1 y James K. Wetterer y fue publicado recientemente en Lankesteriana, una publicación internacional sobre orquidología.

Sostuvieron que aunque O. maculata produce semillas diminutas que se dispersan por el viento, es casi seguro que llegó por primera vez a América del Sur desde África tropical en barco, probablemente sin querer, acompañando cargamentos.

La Oeceoclades maculata tiene muchas cualidades que le permiten colonizar fácilmente nuevas áreas. Además de tener semillas pequeñas y dispersas por el viento, es autógama (autopolinizante), con capacidad de reproducción vegetativa y de amplia amplitud ecológica. Esto significa que puede colonizar con éxito muchos hábitats y puede fundar una nueva población viable a partir de un solo individuo. En condiciones adecuadas, O. maculata puede crecer desde la semilla hasta la floración en un solo año.

Esta investigación fue motivada para sus autores por el hallazgo de una gran población de O. maculata en una reserva al natural al sur de Florida. Como no se trata de una planta nativa, quisieron saber hasta dónde llega su distribución.

Florida

Oeceoclades maculata y muchas otras especies de plantas no nativas todavía se venden en internet y en viveros de Estados Unidos, según señalaron en el estudio.

Si bien O. maculata puede alcanzar su límite norte al aire libre en la península de Florida, limitada por heladas fuertes, parece probable que esta especie continúe extendiéndose hacia el norte a través del este de México y, finalmente, en el sureste de Texas, una región con un clima subtropical húmedo similar al del centro de Florida.

Invasión

Hay esfuerzos para erradicar O. maculata en algunas áreas naturales, por ejemplo, en México, donde está clasificada como una de las 23 plantas invasoras de alta prioridad.

En 1991, cuando O. maculata se estaba propagando en el condado de Miami-Dade, el Consejo de Plantas de Plagas Exóticas de Florida colocó a esta orquídea en su lista de plantas exóticas invasoras que están afectando o tienen el potencial de afectar a las comunidades de plantas nativas a través de desplazamiento de especies, a través del cambio de estructuras comunitarias o funciones ecológicas, o hibridación con especies nativas. En 2003, sin embargo, la eliminaron de esta lista.

(IB)

Fuente: El Litoral

 

Deja un comentario