El Río Paraná volvió a medir por encima del cero en Santa Fe, ¿Se mantendrá?

Así luce por estos días la Laguna Setúbal de la ciudad de Santa Fe. Crédito: Fernando Nicola (Drone)

Este viernes al mediodía se registró 0.05 mts en el puerto local. Las proyecciones del INA no son buenas y desde el organismo continúan sosteniendo el panorama desfavorable.

Por Gonzalo Zentner

Algo de respiro para el nivel del Río Paraná en la ciudad de Santa Fe y la región después de las lluvias registradas a inicios de semana. De acuerdo a los datos registrados por Prefectura Naval Argentina en el puerto local, este viernes al mediodía la altura era de 5 cm, valor que se mantuvo en la madrugada del sábado.

De esta manera, luego de 18 días volvió a medir por encima del cero en el hidrómetro de la capital provincial. El 3 de enero, el río bajó a -0,09 mts, al día siguiente a – 0,15 mts y osciló en entre esos valores hasta el 16 de este mes, cuando marcó récord: 23 cm por debajo del cero.

Bajante contra bajante: la comparación entre los fenómenos de 1925 y el actual

La última vez que había estado así de bajo fue en 1945 (-0,28 mts). Otro estiaje similar fue en 1925, cuando el nivel descendió a -0,30 mts. Un año antes, en 1924, también se registró una altura similar a la actual: 24 cm por debajo del cero.

 

Qué dice el INA
Este viernes, el Instituto Nacional del Agua (INA), actualizó su reporte semanal en relación a las proyecciones sobre la altura del Río Paraná en la región.

Según el informe, para el martes 25 el río mediría – 0,09 mts en Santa Fe. Mientras que para el 1° de febrero se espera un nivel de – 0,05 mts. Cabe aclarar que en el peor escenario la altura podría caer a 40 cm por debajo del cero.

En ese sentido, desde el organismo continúan advirtiendo que “no se espera una recuperación en las próximas semanas”. Además, agregaron: “Prevalece una condición general de disminución de los caudales entrantes al tramo argentino del río Paraná. Los niveles fluviales continuarán en la franja de aguas bajas”.

 

Cambio de paisaje

La poca agua indudablemente cambió los paisajes ribereños vinculados al Río Paraná. Sumado a la sequía que afecta por estas semanas, importantes espejos de agua de la región se secaron o están a punto de hacerlo.

El Litoral recorrió tres lagunas del área metropolitana de la ciudad de Santa Fe que quedaron reducidas a tierra: es el caso de Paiva, en la localidad que lleva su nombre; Añapiré en Campo Andino y Juan de Garay en Santo Tomé.

 

Fuente: El Litoral

Deja un comentario